Esta telenovela cuenta la historia de Isabel (Lucerito Hogaza), es una niña muy carismática, cariñosa y poseedora de una energía muy particular, por lo que todos la llaman Chispita. Ella vive, en un colegio de monjas, junto a su abuela, quien oficia de cocinera en éste. Lamentablemente, la abuela de Chispita fallece, sin antes contarle que ella no es huérfana, lo que la niña había creído ser hasta ese momento, ya que su madre vive en algún lugar de México. Poco después de morir la abuela de Isabel, la directora del colegio (Josefina Escobedo) se ve en la obligación de contratar una nueva cocinera, en reemplazo de la fallecida abuela de la niña, y es así como llega hasta ahí una enigmática, pero dulce mujer, llamada Lucía (Angélica Aragón), quien no es otra que la madre de Chispita, pero que, producto del accidente de automóvil, en el que falleció su marido, sufre de amnesia. Ella, junto a Lola (Beatriz Moreno), otra de las cocineras, y la hermana Socorro (Elsa Cárdenas) se convierten en las mejores amigas de la niña en el colegio. Mientras, en otro rumbo de la ciudad, en la residencia del reputado licenciado Alejandro De la Mora (Enrique Lizalde), su hija Lilí (Usi Velasco), que es la más chica, continúa con sus problemas de conducta, los que comenzaron el día en que murió su madre. Dichos problemas se acentúan aún más, como consecuencia de las malas ideas que, a menudo, le mete en cabeza, su institutriz Irene (Renata Flores), una mujer amargada y déspota. También Alejandro tiene otro hijo más grande, Juan Carlos (Leonardo Daniel), un joven de buenos sentimientos, que estudia medicina.

 
  LUCERITO en CHISPITA  
 

El caso es que, a través del Padre Eugenio (Gastón Tusset), quien es amigo y guía espiritual de Alejandro y sus hijos, es que Chispita llega hasta el hogar de éstos, pues al Padre Eugenio se le ocurre que, al tener Lilí otra niña de su edad cerca suyo, más aún conociendo las características de Isabel, ésta pudiera cambiar su carácter, lo que, desgraciadamente, así no sucede, ya que desde que Chispita llega a la residencia de Alejandro De la Mora, es rechazada por Lilí, quien, siguiendo los consejos de la pérfida Irene, la hace víctima de las peores humillaciones y desaires. Afortunadamente, el resto de los habitantes de la susodicha residencia, la reciben muy bien a Isabel, en particular Flora y Gloria, con quien, incluso, la niña acaba compartiendo habitación. Y es ahí, precisamente, donde nace una gran amistad entre ambas, al grado de que Gloria termina por convertir, en su confidente, a Isabel, contándole de sus sentimientos por Juan Carlos. La niña, por su parte, valiéndose del afecto y simpatía que le demuestra también el muchacho, no deja pasar ocasión de hacerle ver lo buena y bonita que es Gloria, por lo que él comienza a sospechar. No obstante, lo bien que se halla Chispita, en la residencia de Alejandro, ella no deja de pensar en su madre, a la que ansía en poder encontrar algún día. La niña le pide al Padre Eugenio que, por favor, haga todo lo posible por dar con el paradero de su progenitora, petición a la que el sacerdote accede gustoso, iniciando así una búsqueda que, a ratos, se vuelve muy difícil, al no poseer él más datos sobre la madre de Isabel.

 
  CHISPITA y la INSTITUTRIZLUCERITO y ENRIQUE ELIZALDELUCERITO y GASTON TUSEINT en CHISPITALUCERITO Y BREATRIZ MORENO en CHISPITA  
 

La búsqueda emprendida por el Padre Eugenio comienza a dar resultados, pues él logra dar con el paradero de Bertha (Hilda Aguirre), quien dice ser hermana de la madre de Isabel, y quien muestra, desde un principio, interés en llevarse a la niña a vivir con ella, lo que, en definitiva, no se concreta, a pesar del gran cariño que nace entre ambas. En tanto, en casa de su amiga, Lucía, comienza a recordar, lentamente, su pasado. Por su parte, Chispita, decide alejarse de la residencia de Alejandro, esto una vez que tiene una plática con Irene, quien la acusa de haberle robado el amor de su padre a Lilí, como también de ser una malagradecida. La niña, entonces, decide hablarle por teléfono a José, para pedirle su ayuda, a lo que él accede gustoso, sin antes saber los verdaderos motivos de la huída de Isabel desde la residencia de Alejandro, quien, por cierto, al percatarse de la desaparición de Chispita arma un gran escándalo. La niña, en tanto, habla por teléfono al Padre Eugenio, a altas horas de la noche, para avisarle que está en casa de un amigo, lo que preocupa a todos en el colegio y en la residencia de Alejandro. Lucía le dice a su amiga Cristina que ya recordó la capilla en donde fue bautizada su hija. José, mientras tanto, al ver la preocupación generada por la desaparición de Isabel, revela el paradero de ésta. La niña vuelve a la residencia de Alejandro, en donde es recibida con grandes muestras de cariño, incluso de Lilí, quien empieza, lentamente, a rechazar a Irene y a manifestar afecto y simpatía por Chispita.

 
   
 

Por su parte, Alejandro, descubre el paradero de Lucía, pero ella se niega, en forma tajante, a hablar con él, lo que es aprovechado por José, quien decide proponerle matrimonio a Lucía, lo que ella acaba por aceptar. Entonces, José, comienza a hacer planes para que, una vez casado con Lucía, ellos puedan adoptar a Isabel. Una amiga de Pilar, quien a fin de vengarse de ésta, le cuenta a Alejandro que lo de su invalidez es fingida, situación que él no tarda en descubrir, dando por terminado así su compromiso entre ambos. Y es aquí cuando Alejandro intenta nuevamente hablar con Lucía, mas todo es inútil, puesto que ella ya está comprometida con José, quien, por su parte, comienza a sospechar que Isabel pudiera ser la hija de Lucía, y decide investigar. Durante la boda de Lola, quien acaba casándose con Rogelio (Samuel Molina), el chofer de Alejandro, la tía de Chispita alcanza a ver, desde lejos, a Lucía y le dice a todos que su hermana María Luisa (el verdadero nombre de Lucía) estaba muy cerca de allí. José decide terminar su compromiso con Lucía al darse cuenta que que el verdadero amor de ella es Alejandro.

 
  ISABEL y LUCIA en CHISPITA  
 

Lucía, mientras tanto, recupera la memoria y descubre que Chispita es su hija, lo que acaba por confirmar una vez que se encuentra con su hermana Bertha, quien, antes de viajar a Estados Unidos, le pide a la niña le presente a esa señora que tanto quiere. Alejandro, por su lado, confirma que Lucía e Isabel son madre e hija, por lo que ambas acaban reencontrándose como tales. Después de este emotivo reencuentro, Alejandro pide a Lucía que sea su esposa, a lo que ella responde que sí. Juan Carlos, por su parte, rompe con Olga y le pide a Gloria que se case con él, petición que la muchacha acepta de inmediato. Es su sueño hecho realidad. Irene pide perdón a Chispita y a Gloria por su mal proceder con las dos. Lilí, en tanto, está feliz, pues va a tener una nueva mamá y una hermana. Alejandro y Lucía acuerdan hacer una boda doble, con Juan Carlos y Gloria, la que acaba siendo bendecida por el Padre Eugenio. Finalmente, Chispita tiene a su madre y a esa familia que ella tanto anheló en sus sueños. FIN.

 
  LUCERITO y ANGELICA ARAGON en TVYNOVELAS 83  
   
   
 

Reseña extraída de: http://www.network54.com/Forum/223031/message/1128867794/*&quot%3bChispita&quot%3b*%28M%e9xico,+1982%29*