Corría la década de los 80´s en su máximo apogeo… en medio de toda la moda estrafalaria de la época, los experimentos y fusiones musicales, los estilos y transición entre décadas daban forma a una época en donde muchos de los actuales fans de LUCERO nacimos.

   
 

 

En ese entonces, la aún LUCERITO pasaba precisamente por la transición entre su estilo infantil  ante uno más juvenil, conservando su esencia y esa imagen que Televisa creó para ella, como la “chava fresa, bien, siempre acompañada de su madre;  la típica chica que todos quisiéramos como novia o familiar”.

 

Dos años antes, nuestra estrella había sacado a la venta el disco “Un pedacito de mí” con canciones que en su mayoría sonaban muy serias para su edad; un año antes, salió su primer material de éxitos titulado “Los 15 éxitos de Lucerito”. Es por esto, que este nuevo material titulado en su primera edición simplemente como “LUCERITO”, causaba gran expectativa, por ver cómo iba creciendo aquella niña, tanto en lo profesional como en lo personal.

 

Para muchos de nosotros, “LUCERITO” fue el primer disco de la diva que tuvimos en nuestras manos. Aún podemos revivir la emoción siendo aún niños, al abrir nuestro LP o kct, el olor del plástico y la ilusión por ver que había dentro, el tan preciado cancionero… las primeras notas que tal vez solo habíamos escuchado en la radio o un programa de TV sonaban en nuestros “modernos” aparatos de sonido hasta rayar de tanto escuchar nuestra canción preferida o en su defecto, enredar nuestro kct de tanto recorrerlo…

 

Accionando la máquina del tiempo, recordamos a Lucerito con ese vestido rayado blanco y negro, saltando al ritmo de la música o enamorándonos con rolas románticas, frescas que causaron gran euforia entre los jóvenes de la época… la recordamos como una gran estrella desde entonces, saliendo en todos los programas juveniles de la época, sonando en la radio, nuestro walkman o en nuestra casa a todo  volumen, emocionándonos con esos videos que nos parecían increíbles “muestras de arte” en ese entonces.

   
 

 

Contando en la producción con Jaime Sánchez Rosaldo (si! el padre de AlessandraRosaldo), por primera vez bajo el sello de Melody, sale en 1988 el LP LUCERITO (conocido como Ocho Quince), con canciones de importantes compositores de la época y dos covers innovadores que catapultaron la popularidad de la estrella hacia los primeros lugares, no solo de popularidad, si no en el corazón de la gente.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player